Las Malvinas son Argentinas !


CTM Internacional TERMINO EL 4° CONGRESO MUNDIAL DE LA CSI: SHARAN BURROW FUE REELECTA SECRETARIA GENERAL.
Seguinos en Twitter !Seguinos en YouTube !

TERMINO EL 4° CONGRESO MUNDIAL DE LA CSI: SHARAN BURROW FUE REELECTA SECRETARIA GENERAL.



Más de 1.200 asistentes tomaron parte en cinco días de debates para dar forma a las políticas y prioridades del movimiento sindical internacional en los próximos cuatro años. Entre los oradores que intervinieron figuran el Primer Ministro de Dinamarca, Lars Løkke Rasmussen; el Alcalde de Copenhague, Frank Jensen; y el Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder.

El Presidente de la CSI, João Antônio Felício leyó una carta del ex presidente de Brasil, Lula da Silva, agradeciendo al movimiento sindical por su solidaridad y acciones colectivas en protesta por su injusto encarcelamiento.

El Congreso lanzó también un mensaje a los refugiados y migrantes, diciéndoles que son bienvenidos en nuestros lugares de trabajo y nuestras comunidades. Los sindicatos se comprometieron a hacer campaña por la paz y a proporcionarles no sólo el derecho a un trabajo decente, sino también a un refugio seguro y acceso a servicios públicos incluyendo sanidad y educación.

Se recibieron dos candidaturas para el puesto de Secretaria General de la CSI, las de Susanna Camusso (Italia) y Sharan Burrow (Australia), resultando esta última reelegida por un estrecho margen.

Se adoptaron cinco resoluciones urgentes, pidiendo:
Derechos humanos y paz en Colombia;
Solidaridad con los trabajadores y estudiantes en Irán;
Reformas a la legislación laboral en Hungría;
Derechos laborales y solidaridad con los sindicatos independientes en Kazajstán;
Libertad para Lula.

“Abandonamos el Congreso unidos, para reforzar el poder de los trabajadores y las trabajadoras y cambiar las reglas. El movimiento sindical internacional pide paz, democracia y derechos para los trabajadores. Debemos vencer y transformar el fallido modelo económico actual. Debemos defender los derechos de los trabajadores y otros derechos humanos, y reclamar un nuevo contrato social. Cuando el cambio tecnológico y climático transforman al mundo, cuando la gente emigra empujada por la desesperación o por decisión propia, debemos tener una transición justa. La igualdad para todos y todas es un elemento esencial de nuestro mandato”, afirmó Sharan Burrow.

Tras concluir el Congreso Mundial, los sindicatos se comprometieron a:

• Organizar, con vistas a una CSI con 250 millones de miembros en los próximos cuatro años, reforzando el poder de los trabajadores y las trabajadoras;
• Un nuevo contrato social, donde las empresas, incluidas las de plataformas, asuman su responsabilidad hacia los trabajadores, y con un Tratado de la ONU sobre empresas y derechos humanos;
• Una transición justa hacia economías sostenibles para hacer frente al cambio climático y mantener el incremento de la temperatura por debajo de 1,5ºC;
• Revertir la tendencia de un crecimiento con bajos salarios y creciente desigualdad, por medio de la negociación colectiva, un incremento de los salarios mínimos y protección social; y
• Cerrar la brecha salvar la brecha salarial de género, combatir la discriminación y el racismo y llevar adelante acciones contra la violencia de género.

Estos son los pilares en los que ha de apoyarse el futuro del trabajo.

“Compañías como Amazon, cuyo modelo empresarial se basa en obtener subsidios públicos, pagar pocos o ningún impuesto, maltratar y deshumanizar a sus trabajadores, han recibido un claro mensaje: Si no cambian la manera en que operan, si no respetan los derechos de los trabajadores, nosotros los cambiaremos. Cambiaremos las reglas y acabaremos con Amazon”, dijo Burrow.

La declaración adoptada por el Congreso Mundial de la CSI incluye cuatro pilares –paz democracia y derechos, regulación del poder económico, transformaciones mundiales - transiciones justas, e igualdad– que conforman el programa de la CSI para los próximos cuatro años.

El número de mujeres asistentes al Congreso Mundial de la CSI aumentó pasando del 42 de todos los delegados en 2014 al 46 por ciento en 2018.

El Consejo General de la CSI eligió a Ayuba Wabba, Presidente de la central sindical Nigerian Labour Congress, como Presidente de la CSI.

Cathy Feingold de AFL-CIO (EE.UU.) y Karl-Petter Thorwaldsson de LO Suecia fueron elegidos Presidentes Adjuntos de la CSI.

Owen Tudor, Víctor Báez y Mamadou Diallo resultaron electos como Secretarios Generales Adjuntos de la CSI.

Este cuarto congreso mundial de la CSI se da en el marco de los preocupantes datos que arrojó el Índice Global de los Derechos de la CSI 2018; marcando para el mundo del trabajo, a escala planetaria, dos aspectos sumamente negativos.

De dicho documento, prácticamente de manera integral, les compartimos la siguiente información; imposible de que la misma sea de su conocimiento por las vías tradicionales y sistémicas de la comunicación tradicionales (https://www.ituc-csi.org/indice-global-de-los-derechos-de-20302?lang=en).

En dicha dirección web leemos: “La CSI ha venido recopilando información sobre las violaciones de los derechos de los trabajadores a la sindicalización y a la negociación colectiva en todo el mundo desde hace más de 30 años. Este es el quinto año en que la CSI presenta los resultados a través del Índice Global de los Derechos, que aporta un enfoque único y exhaustivo sobre la manera en que las leyes gubernamentales y las prácticas empresariales han deteriorado o mejorado en los 12 meses precedentes”.

Por un lado, los sindicatos estamos desarrollando nuestro estratégico accionar enfrentando una reducción del espacio democrático. Por otro, tenemos el ataque voraz de una codicia corporativa sin freno.

“La democracia está siendo atacada en países donde no se garantizan los derechos de la población a organizarse, expresarse y emprender acciones. Brasil aprobó leyes que deniegan la libertad sindical, China restringe la libertad de expresión y en Indonesia se recurrió al ejército para reprimir disputas laborales”, indica la CSI.

Cada vez más países excluyen a trabajadores de la cobertura de la legislación laboral: desde trabajadores/as migrantes a funcionarios públicos o empleados en empresas de plataformas. El 65% de los países excluyen a ciertas categorías de trabajadores de la legislación laboral.

“El trabajo decente y los derechos democráticos fueron debilitados en prácticamente todos los países, mientras que la desigualdad continuó en aumento. Se trata de un problema avivado por el comportamiento inaceptable de numerosas multinacionales, como Samsung, cuyas prácticas antisindicales deniegan a los trabajadores/as la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva, tal como quedó al descubierto en documentos incautados en sus oficinas en Corea. Y el poder empresarial de Amazon continúa creciendo sin freno alguno, con prácticas que van desde tratar a sus trabajadores como robots a amenazar con poner fin a su expansión en Seattle a causa de propuestas fiscales para la creación de viviendas asequibles”, según declaraciones de Sharan Burrow, Secretaria General (saliente), de la CSI.

El Índice Global de los Derechos de la CSI 2018 clasifica a 142 países en función de 97 indicadores reconocidos internacionalmente, para evaluar dónde están mejor protegidos los trabajadores, tanto en la ley como en la práctica.

Las principales conclusiones del informe son:

65% de los países excluyen a trabajadores de la legislación laboral.

87% de los países han vulnerado el derecho de huelga.

81% de los países deniegan a algunos o a todos los trabajadores la negociación colectiva.

De los 142 países examinados, 54 deniegan o limitan la libertad de expresión y de reunión.

El número de países en que los trabajadores/as están expuestos a violencia física y amenazas aumentó en un 10% (de 59 a 65) incluyendo a Bahréin, Honduras, Italia y Pakistán.

Los países donde se ha arrestado y detenido a trabajadores pasaron de 44 en 2017 a 59 en 2018.

En nueve países se asesinó a sindicalistas: Brasil, China, Colombia, Guatemala, Guinea, México, Níger, Nigeria y Tanzania.

La clase trabajadora del planeta sufre todos los días. La indicada líder sindical apunta lo siguiente en el mencionado informe:

“Desde ataques a las libertades civiles, arrestos, detenciones y encarcelamientos arbitrarios de trabajadores, la erosión de la negociación colectiva y la creciente criminalización del derecho de huelga, a la exclusión de trabajadores de la protección laboral, se registra un incremento en las violaciones de los derechos de los trabajadores/as. Se trata de una amenaza global a la democracia y la seguridad. Los Gobiernos deben actuar en interés de los trabajadores y trabajadoras. Es necesario cambiar las reglas para poner fin a las violaciones y frenar la codicia corporativa”, afirmó Burrow.

En el caso de nuestro continente la situación para el movimiento obrero sigue siendo muy peligrosa: “Las Américas continúan siendo un continente plagado por un clima generalizado de extrema violencia y represión contra los trabajadores y sindicalistas; tan solo en Colombia fueron asesinados 19 sindicalistas el año pasado, lo que representa un aumento considerable respecto a los 11 registrados el año anterior”.

Las tres tendencias mundiales sobre los derechos de los trabajadores/as identificadas en el Índice Global de los Derechos 2018 son la reducción del espacio democrático, la influencia empresarial ilimitada y la importancia de la legislación.

Es auspicioso que en este contexto la CSI, pasó de sus 175 millones de afiliaciones a 207 millones, demostrando una tendencia de crecimiento y fortalecimiento global.

Encabezó la delegación oficial de la CGT Argentina su secretario de relaciones internacionales Gerardo Martínez. También participaron del Congreso la CTA de los Trabajadores y la CTA-Autónoma.

La representación de la ISP estuvo titularizada por su secretaria general, Rosa Pavanelli, de los sindicatos argentinos que se encuentran afiliados a la ISP, participó el compañero Marcelo Di Stefano, de APUBA-FATUN (No docentes de la Universidad de Buenos Aires y de la federación nacional de universidades nacionales), quién a nivel regional es integrante de la CONTUA (Confederación de trabajadores y trabajadoras de las Universidades de las Américas).

El próximo Congreso Mundial de la CSI (confederación sindical internacional) se celebrará en 2022.

Para más información: www.ituc-csi.org

Fuentes: web CSI y otras webs sindicales.

GALERIA DE FOTOS.