Las Malvinas son Argentinas !


CTM Internacional COP21: ACUERDO DE PARIS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO, CRITICAS DE LA CSI
Seguinos en Twitter !Seguinos en YouTube !

COP21: ACUERDO DE PARIS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO, CRITICAS DE LA CSI

Los 195 países que participaron de la conferencia de la ONU han aprobado este sábado 12 de diciembre el primer acuerdo universal y vinculante en la cumbre del clima (COP21) celebrada en París, lo que supone el primer gran acuerdo de la historia contra el cambio climático en el que los países se comprometen a transitar de manera conjunta hacia una economía global baja en emisiones de carbono, lo cual evitará la destrucción de recursos mediante catástrofes climáticas, preservando así la economía y el empleo mundial.

El texto del acuerdo fue entregado a los delegados de los países por el presidente de la reunión de París y ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, quien tuvo que retrasar a este sábado la presentación del acuerdo prevista para el viernes debido a las discrepancias existentes. El objetivo del pacto es que la temperatura del planeta no aumente más de dos grados centígrados a finales de siglo, pero con la aspiración de que no suba más de 1,5 grados. Para ello, los países revisarán cada cinco años sus compromisos de revisión de emisiones, y se marcarán metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo para lograr los objetivos que se proponen.

Para lograr el acuerdo que marca el inicio de un nuevo modelo de desarrollo han hecho falta veintiún años de cumbres del clima y doce meses de los más intensos esfuerzos diplomáticos que se hayan hecho en la historia. "Este es el acuerdo más complejo que se ha negociado nunca", han reconocido los secretarios tanto de Naciones Unidas como de la convención de cambio climático de la ONU, Christiana Figueres.

Principales puntos del acuerdo. El Acuerdo de París, que cuenta con 11 páginas y una Decisión que lo desarrolla en otras 20, es jurídicamente vinculante, como acuerdo de una COP, pero los acuerdos son en la jerarquía jurídica el mínimo nivel existente, bastante por debajo de un protocolo. Exigencia ésta de Estados Unidos para no tener que ratificarlo en el Senado.

A largo plazo, se podrá seguir emitiendo gases de efecto invernadero siempre que puedan ser capturados y almacenados geológicamente

El pacto entrará en vigor en 2020 y con él las 186 contribuciones nacionales de lucha contra el cambio climático presentadas. Cada cinco años los países deberán revisar sus contribuciones por un mecanismo de "reporte y rendición de cuentas transparente", con la idea de ir renovando sus promesas nacionales al alza para lograr el objetivo propuesto de que la temperatura no aumente más de dos grados, y los nuevos compromisos nunca podrán ser menos ambiciosos que los anteriores.

Los países se proponen que las emisiones toquen techo "tan pronto como sea posible", reconociendo que esta tarea llevará más tiempo para los países en desarrollo, y que se efectúen reducciones rápidas a partir de ese momento para encontrar "un equilibrio entre las emisiones provocadas por la acción del hombre y lo que puede absorber la atmósfera" en la segunda mitad de siglo.

De este párrafo, que hace referencia a los objetivos de mitigación a largo plazo, desapareció primero una meta de reducción para 2050, después la descarbonización y finalmente la referencia a la "neutralidad" de emisiones que debía alcanzarse en la segunda mitad del siglo.

Lo que vienen a decir los nuevos objetivos a largo plazo del Acuerdo de París es que se podrá seguir emitiendo gases de efecto invernadero siempre que estos puedan ser capturados y almacenados geológicamente, además de por el efecto "sumidero" que poseen los sistemas naturales.

El texto, de hecho, hace un reconocimiento a los bosques como sumidero y a la obligatoriedad de preservarlos, con la ayuda internacional que ello requiera. El acuerdo también recoge las necesidades de financiación de la adaptación, un mecanismo de pérdidas y daños por el cambio climático, y la acción climática antes de 2020, todo ello "en base a las capacidades de cada uno".

Y fija como suelo para la financiación climática un mínimo de 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020. Aborda asimismo la noción de "justicia climática" en el preámbulo, y en cada aspecto está reflejada la diferenciación entre países a la luz de las circunstancias nacionales.

Un acuerdo "universal". Este sería el primer acuerdo universal de la historia de las negociaciones sobre él clima. Antes de la aprobación del texto, Fabius dijo que es un documento "diferenciado, justo, sostenible y jurídicamente vinculante, es fiel al mandato de Durban (donde se celebró la cumbre del clima en 2011), reconoce el concepto de justicia climática y tiene en cuenta la responsabilidad diferenciada de los países y las realidades de los países".

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, calificó el texto de "ambicioso y realista". "Se reconcilian las obligaciones de los países, pero concede a los más vulnerables y en desarrollo los medios prometidos, se establecen revisiones esenciales para la credibilidad del acuerdo... Este sería el primer acuerdo universal de la historia de las negociaciones climáticas. Van a decidir por sus naciones, pero también por el mundo. Va a ser decisivo para la humanidad", ha subrayado el presidente galo.

Hollande había pedido a las partes que aprobasen este acuerdo aunque no recoja todas las ambiciones nacionales: "El acuerdo no va a ser perfecto para ninguno si lo ve a través del prisma de interés individual (...). No se han satisfecho todas las exigencias, no se han obtenido todas las reivindicaciones, pero no nos van a juzgar por una frase, sino por un acuerdo, no nos van a juzgar por una palabra, sino por un acto", ha remachado.

Por su parte el mundo sindical representado por la CSI (Confederación Sindical Internacional), sostuvo a través de un documento que contiene las respuestas a las conclusiones generales de la COP21, en el mismo su Secretaria General, Sharan Burrow, manifestó:

"La carrera para estabilizar el clima ha comenzado, pero trágicamente, muchos gobiernos aún carecen de la ambición suficiente para garantizar la supervivencia de su pueblo”;

y luego agregó:

Los sindicatos saben que el camino nunca fue a París, sino a través de París y nuestra determinación para gestionar una transición justa frente a la transformación industrial más rápida y grande en la historia humana es más fuerte que nunca."

De las acciones derivadas de la COP21 y sus deliberaciones, se desprenden aquellas por las cuales “los sindicatos exigirán de sus gobiernos y los empleadores, el diálogo que lleve a un plan nacional para la descarbonización, a la energía limpia y el empleo, un plan que incluye el compromiso de garantizar una transición justa para todos”.

La declaración de la CSI, como respuesta a las conclusiones de la Cumbre sobre el Cambio Climático de Parí, ha establecido tres líneas de acción superadoras o complementarias a las disposiciones de la COP21:

1.-Levantar la ambición de los objetivos a cumplir y dar cuenta del potencial de trabajo sobre el ambiente de la acción climática en marcha.

2.-Ampliar los fondos acordados para la mitigación, adaptación y reducción del impacto climático sobre los sectores más vulnerables.

3.-Comprometerse a asegurar una transición justa para los trabajadores y sus comunidades. 

El documento de respuesta de la CSI a las conclusiones de la Cumbre mundial sobre el cambio climático, fechado el 12 diciembre de 2015 en París, termina sosteniendo:

La justicia climática nos obliga a no dejar a nadie atrás en lo que hoy es una carrera contra el tiempo”.


Para leer y descargar.

1-Texto del Acuerdo de París: Convención Marco sobre el Cambio Climático (versión en español).

2-Respuesta de la CSI a las Conclusiones de la Cumbre de París (versión solo en inglés).