Las Malvinas son Argentinas !


Por baja de ingresos, Río Gallegos pide ayuda financiera a Nación

El intendente interino de la ciudad, Evaristo Ruiz, señaló que el regreso del jefe comunal electo (Ing. Roberto Giubetich) se producirá a fin de mes, ya que decidió viajar a Buenos Aires para encarar gestiones. Una de ellas está relacionada a la baja de ingresos por el actual régimen de coparticipación provincial. “Habrá una merma de unos 14 millones de pesos mensuales e impactará en el pago de sueldos y gastos corrientes, como el cumplimiento a los proveedores o adquisición de insumos”, señaló.

Evaristo Ruiz, presidente del Concejo Deliberante de Río Gallegos a cargo de manera interina del municipio de la ciudad, señaló que el regreso del intendente electo, Roberto Giubetich, se producirá a fin de este mes en curso, ya que se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires para dar continuidad a las gestiones ante el Gobierno Nacional. El jefe comunal, según indicó Ruiz en el izamiento dominical, insistirá con el financiamiento para encarar las obras de los pluviocloacales, pues ante las inundaciones padecidas el pasado 31 de diciembre, desde la Comuna buscan dar mayor celeridad a los trámites administrativos a realizar de aquí hacia adelante. Asimismo, el presidente del Concejo Deliberante sostuvo que se demandará un financiamiento de parte del Estado Nacional ante la baja de ingresos que experimentó la Comuna con el nuevo régimen de coparticipación en Santa Cruz. Ruiz precisó que la Comuna dejó de percibir una suma cercana a los 14 millones de pesos, comprometiendo el equilibrio fiscal logrado el año pasado, por lo que podría haber mayor presión tributaria.

GestionesConsultado por La Opinión Austral, Ruiz indicó que “en principio el intendente iba a estar ausente por dos semanas de la ciudad, pero resolvió realizar gestiones en Buenos Aires para afinar detalles de las obras pluviocloacales y prevenir las inundaciones en la ciudad, pues tenemos el antecedente sucedido en las últimas horas del año pasado, cuando las precipitaciones hicieron colapsar todas las redes de la ciudad y los problemas que provocaron a los vecinos con sus viviendas inundadas y pérdidas materiales”. El funcionario legislativo marcó que aquel hecho provocó un nuevo impulso en la demanda al Gobierno Nacional para encarar el llamado a licitación de las obras. “Ante lo sucedido, el intendente le dio mayor dinámica a la gestión de estas obras. Son costosas, están estimadas en 500 millones de pesos y se concretarán solamente con un financiamiento proveniente del Tesoro Nacional”, indicó. Respecto a las fecha de inicio de la obra, dijo que el Ejecutivo Municipal estimaba que a más tardar en marzo se diera el inicio de obra, “pero depende de los trámites que quedan por concretar, esperemos que puedan ejecutarse dentro del plazo estimado”. Respecto al traslado del Vaciadero Municipal camino a Punta Loyola, el intendente interino dijo que “los fondos están disponibles y el proyecto avanza para concretar el traslado”, señaló. En cuanto al Natatorio Municipal, dio a conocer que la Secretaría de Obras Publicas encarará acciones legales para que la empresa constructora se haga cargo de los costos de la falla técnica de la obra y que, luego de las refacciones, se ponga en funcionamiento. EconomíaIndagado sobre la evolución de las finanzas del Municipio local, el concejal perteneciente al bloque de la UCR indicó que “todos los meses se pagan los sueldos de una manera ajustada, en diciembre se requirió asistencia del Gobierno Nacional y Provincial, este último otorgó ayuda mediante el empréstito y fue coparticipado a los municipios”.“En enero hay otra obligación, que es el pago de las asignaciones familiares, pero nos topamos con la novedad que se ha comenzado a aplicar el reparto de coparticipación provincial en base al censo nacional del 2010. Esto significa una merma en los recursos municipales de unos 14 millones de pesos mensuales, lo que impacta en el normal pago de sueldos y otros gastos corrientes, como el cumplimiento a los proveedores o adquisición de insumos”. “El intendente también entablaría un diálogo con el Gobierno Nacional para que, en caso de que sea necesario, se pueda concretar esta obligación financiera”, explicó Ruiz. Más adelante, sostuvo que “la ley de coparticipación, desde que se sancionó, no tuvo modificaciones sustanciales, salvo las modificaciones constitucionales”, “actualmente se sigue repartiendo el 11% de los recursos a todas las comunas y la mayor parte se la lleva el Estado Provincial, mientras que los municipios deben arreglarse con asistencia financiera por adelanto de coparticipación. Tiene que ser revisado el sistema, ya que en la actualidad no se respeta a los municipios porque no se garantiza la independencia económica”, sostuvo Ruiz y estimó que la Comuna deberá “acentuar la presión tributaria o buscar financiamiento en el orden nacional o provincial”, manifestando que así “no se puede planificar mejoras en obras ni servicios”.

Fuente: http://www.laopinionaustral.com.ar/diario.asp?Modo=Noticia&NId=88435&texto&A=2017&M=1&D=23